La importancia de la retribución mas allá de lo económico
  • Categoría de la entrada:Prensa

Las prioridades han cambiado en 2020. Y, en el mercado laboral, se refleja en la relevancia que los colaboradores están otorgando al salario emocional.

«Son los beneficios paralelos que entrega una compañía a un trabajador, fuera de la remuneración fija estructurada, que compensa otros factores emocionales o de interés del trabajador: balance vida y trabajo -días libres, jornadas flexibles, festejos familiares-, apoyo a las pensiones futuras, aportes en becas de estudio, seguros de vida y salud», explica Alejandra Cruzat, executive manager de Michael Page.

Estos componentes son cada vez más valorados, pues -señala Daniella Holz, career partner de People & Partners- dan cuenta de una mayor preocupación por la persona.

«Hoy se busca ser parte de un proyecto más amplio y se espera que los valores de la empresa acojan a los de los trabajadores, por ejemplo, en temas de medio ambiente, diversidad e inclusión, y espacios de calidad para las familias», asevera.

Desde SOS Group, su directora de Reclutamiento y Selección, Lissette Domínguez, precisa que el salario emocional busca «mejorar la calidad de vida de los trabajadores», por lo que este tipo de acciones contribuyen a generar «un buen clima laboral, en el cual las personas trabajan cómodamente, confiadas y más contentas».

«Está comprobado que cuando las personas se sienten a gusto en su trabajo, aumenta su motivación y, por lo tanto, su productividad laboral», sentencia.

En contrapartida, el salario emocional contribuye a atraer y retener talento, lo que redunda en reducir el costo económico que implica seleccionar y capacitar constantemente a nuevos colaboradores.

Acciones

Durante la pandemia, uno de los beneficios que tuvieron mayor alcance fue el teletrabajo.

Asimismo, instancias de contención emocional para personas estresadas o angustiadas a raíz de la pandemia y realizar actividades que aporten a la salud física y mental en el horario de trabajo también cobraron relevancia.

Otras acciones del salario emocional son los aguinaldos, bono marzo, gift cards , mentoring , coaching , aporte para estudios superiores, voluntariados.

También son valorados los días libres por cumpleaños del colaborador y de los hijos, salidas más temprano los viernes, horario de verano, jornadas parciales, aporte monetario para guardería o familiares cercanos, días administrativos para trámites personales y días de spa, entre otros.

«Como seres humanos, nos sentimos valorados en la medida que el otro entiende nuestras necesidades y responde acorde, por lo que tiene un efecto más prolongado», sentencia Alejandra Cruzat.

Lo generacional también es importante, ya que -añade Lissette Domínguez- para los millennials y centennials es muy importante «estar cómodos, ser reconocidos en su aporte laboral, y tener flexibilidad da significado y sentido a su trabajo».

Redefiniciones

La pandemia obligó a redefinir el escenario para 2021, considerando modelos flexibles de trabajo (mix remoto-presencial), temáticas de salud mental y aquellas que mejoren la calidad de vida de las personas.

«Se están priorizando acciones como el apoyo psicológico; el copago de cuidadores para hijos, incluso de familiares cercanos; plataformas con pedagogos para el nuevo formato escolar remoto; opción de redefinir jornadas parciales permanentes; teletrabajo indefinido que permita ubicarse en otro país o ciudad, etc.», afirma la ejecutiva de Michael Page.

Daniella Holz añade que el desafío es rediseñar políticas de recursos humanos y que los altos ejecutivos reflexionen sobre el propósito de las empresas que lideran.

Fuente: El mercurio

Deja una respuesta